Blog

Archive for Otros

EL SIGNIFICADO DE SER MAIRALESA

Ser mairalesa es una de las tradiciones laurentinas más arraigadas. Cada año, un total de 28 jóvenes regentan este título que pasean con honor y satisfacción durante la festividad de San Lorenzo. Los vestidos vaporosos y elegantes son la seña de identidad de estas reinas de fiestas que realizan su puesta de largo en la mañana del 9 de agosto.

image

El título de mairalesa dura el año de su elección pero la época de mayor efervescencia se vive durante la semana de San Lorenzo. Siete días en los que las “princesas laurentinas” acuden a los actos más importantes de la programación con el fin último de representar a los oscenses. Tanto los actos institucionales como lúdicos de mayor interés, cuentan con la presencia de las mairalesas.

Las reinas de la festividad oscense responden a diferentes edades. Se dividen en mairalesas mayores y mairalesas pequeñas. Las más mayores representan la experiencia mientras que las pequeñas son la imagen de la inocencia. Como si de un cuento de hadas se tratase, se sienten princesas de las fiestas de San Lorenzo. Durante siete días, ellas también son las protagonistas.

image

La elección de las mairalesas no es algo aleatorio. Cada barrio de la capital oscense cuenta con, al menos, la representación de una mairalesa mayor y una pequeña. Para las asociaciones de vecinos, contar con esta representatividad es importante y distintivo.

Antes del comienzo de las fiestas de San Lorenzo, cada barrio elige a sus mairalesas durante las festividades de su zona. Para su elección existe un consenso entre las personas del barrio encargadas de desempeñar esta labor. Se reúnen, meditan e intercambian opiniones. La belleza es el ingrediente que prima en esta elección.

Una vez se ha tomado la decisión toca hacer partícipe a la afortunada. Si bien es cierto que para la mayoría de jóvenes oscenses ser mairalesa es significado de distinción, hay muchas otras que declinan esta oferta debido al tiempo y dinero que hay que invertir en ser mairalesa. Nadie dijo que ser mairalesa fuese tarea fácil.

image

Cada acto tiene un protocolo y cada protocolo exige una vestimenta adecuada para la ocasión. Por ello, ser mairalesa tiene un precio. Para cada día, estas reinas de fiestas tienen que adecuarse al acto y vestirse de manera correcta además de tradicional. Para ser mairalesa también existen reglas aunque se cumplen con fervor y ganas puesto que la tradición y el honor de serlo superan cualquier precio.

Cada día se caracteriza por un vestido diferente. Mercedes Beired, acompañante de las jóvenes mairalesas durante todo San Lorenzo, destaca “la importancia de tener todos los vestido listos antes del comienzo de las fiestas. Cada día tienen que llevar una cosa distinta según el acto al que acudan”.

El día 9 de agosto representa la puesta de largo de las jóvenes mairalesas. Todos los vestidos de ese día responden a un mismo patrón: largos y de color blanco. El pelo se lleva recogido en un moño y adornado con unas flores. Su imagen recuerda a la de una princesa de cuento; los trajes tan llamativos dan pie a ello. Como si de un verdadero cuento se tratase, pasean en carroza por las calles de la ciudad. Es en el momento en el que los vestidos se alzan como los verdaderos protagonistas. El coste de los mismos es muy elevado puesto que la mayoría de ellos se realizan en modistas o se compran en boutiques especializadas en trajes de novia.

Las mañanas del día 10 y del 15 de agosto representan las jornadas de la tradición y devoción por el patrón de Huesca. Respondiendo a esa tradición laurentina, las jóvenes mairalesas acuden a la procesión y misa de San Lorenzo con los trajes regionales. El que prima es el traje de baturra. “El precio de un traje regional es muy elevado. Son pocas las mairalesas que tiene uno propio por lo que la mayoría de las veces los alquilan en alguna tienda” asegura Beired.

La feria taurina es otro de los actos más importantes y con mayor peso en estas fiestas por lo que la asistencia de las mairalesas es obligada. Para las tardes de toros el protocolo se rige, tan sólo, en llevar mantilla o sombrero. El traje no tiene que ser específico sino que “puede ser cualquier tipo de vestido siempre y cuando sea de mediana largura”, afirma Beired.

A lo largo de siete jornadas, las mairalesas lucen casi una docena de vestidos diferentes. Un desfile laurentino que atrae las miradas de oscenses y visitantes. El precio global al que ascienden todos los vestidos es aleatorio pero no reducido. Según Beired, “lo que cada mairalesa se gaste depende del presupuesto personal de cada una. En los tiempos que corren no tienen que gastarse tanto dinero como hace veinte años ya que pueden comprar muchos de los vestidos en cualquier tienda mayorista. Antes se acudía a la modista para hacer los vestido”.

Así, el precio de todos los vestidos asciende, comúnmente, a más de 2.000 euros si se tienen en cuenta los vestidos, las sesiones de peluquería y maquillaje además de los zapatos y complementos. A este precio de unen los trajes tradicionales, sobre todo de baturra y ansotana, cuyo precio “engorda” mucho la cifra final.

Mairalesas: seña de identidad oscense

Las mairalesas son una figura imperante en ese espíritu que llaman “laurentino” pues son ellas las que coronan el balcón el día 9 de agosto y las que desfilan sus mejores galas delante de San Lorenzo. Para una mairalesa, vivir San Lorenzo desde esta perspectiva supone lo mismo que para un danzante vestir la manteleta el día 10 de agosto. Son seña de identidad oscense y, en muchas ocasiones, es una tradición que se ha ido heredando de madres a hijas. Ser mairalesa no es sólo un título, es cuestión de honor y sentimiento.

Fuente: Heraldo de Huesca.
Fotos: Natura Huesca y Heraldo.





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (1) →

CLAUSTROS DE LA CATEDRAL

Los Claustros de la Catedral de Huesca

A diferencia de lo que sucedió con otros monumentos de la ciudad, el claustro de la Catedral de Huesca nunca fue motivo de inspiración para algún artista. Carderera nos dejó una documento importantísimo que es la acuarela de la Sala de la Limosna, pero no debió experimentar ningún atractivo para recoger una imagen de los claustros donde aquella se encuentra.

image

En 1886 estaba en construcción la iglesia conocida como Parroquieta, levantada en el espacio interior o patio. Ese año Serafín Casas escribía “En estos días se está desmontando el terreno y haciéndose la explanación del antiguo fosal de este claustro, para levantar una espaciosa capilla destinada al servicio de la parroquia de la Catedral”. Esta obra se hizo a expensas del Obispo Honorio María Onaindía (1876-1886). Quizá debido a esta nueva incorporación escribió que el claustro estaba reducido “a menos de la mitad”. Da noticias de que la bóveda estaba “restaurada en parte, así como sus ventanales adornados con pintados vidrios, por el obispo de buena memoria D. Basilio Gil y Bueno” (1861-1870). Probablemente en relación con esta observación hay que entender a Monserrat de Bondía, que, escribiendo después, dijo “El ala nueva o gótica la componen siete elegantes arcadas, con más una que forma ángulo por el lado de la puerta principal, y otra que no hace muchos años se construyó”. Se entiende que la puerta principal es la que está cerca de la capilla del Santo Cristo. El resto de su testimonio no está claro. Por otra parte, la referencia de Serafín Casas nos permite deducir que, con antelación a la construcción de la Parroquieta, ya estaban cegados los ventanales del claustro gótico, del siglo XV.
Un importante documento para la historia de la Catedral, y de la ciudad de Huesca, es el Ceremonial que escribió el canónigo Novella, en 1786. Es la referencia de conexión con respecto a lo que escribió Diego de Aynsa. En tiempos de Novella el claustro estaba arruinado, y de ello se lamenta reprochando a sus mayores el descuido. En realidad piensa que había estado completo, como el ala conservada, la gótica, actualmente Sala de Arte Medieval del Museo. De su información se podría decir que los claustros fueron abandonados a su suerte en la primera mitad del siglo XVI. Lo deduce de la noticia según la cual, por entonces, fueron anuladas dos capillas, por estar descuidadas y en ruinas, que había en la parte del claustro que se conoce como románico. En aquella época los canónigos estaban más interesados en recrecer la nave central de la catedral, primero, y en montar el incomparable altar mayor, después.
Aynsa, con antelación todo lo que del claustro dice es “A un lado desta catedral Iglesia hay un tan anchuroso, cuanto antiguo claustro, lleno todo el de túmulos. Y epitafios de los cuales hay muchos que no se pueden leer”. Añade que el más antiguo es de 1162, fecha, por lo tanto, que indica que entonces algo había como claustro. “Luego, junto a ellos, (los dos retablos-capillas que menciona Novella) en el principio del claustro, donde está el capítulo antiguo de los canónigos, al contorno de una figura grabada de medio relieve, hay un rótulo que dice…” La figura es de la Virgen y se conserva. Tal como hace la descripción parece que el claustro comenzaba aquí. Es decir, que en el XVII no era circuito completo, aunque se pudiera recorrer el espacio cuadrilongo en torno a un patio-cementerio central.
El espacio llegado a nosotros, donde se proyectó construir un claustro, es irregular. Con toda probabilidad es el espacio de cuatro lados, así configurado por el patio de la antigua mequita (A. Naval en, Diario del Altoaragón, 10-agosto-1996;10-agosto-1997; 10-agosto, 2004)
Novella añade que cerraron un acceso desde la Plaza de la Catedral poniendo una puerta en 1639, donde hoy está la de entrada al Museo. Hasta entonces el paso pudo estar siempre libre, pero en visitas de los abusos que se cometían, el cabildo acordó cerrarlos.
Novella deduce que debido al abandono a que estaba sometido el claustro de la Catedral, los obispos usaron el tramo de lo que hoy es claustro gótico para llegar a su Palacio Episcopal, incluso con el coche de caballos. Era la principal entrada al Palacio que tenía malos accesos por otros lados (ANM en DA, 10-agosto-2003.). También dice que desde la plaza se accedía a los lagares del cabildo, y por el mismo sitio se llegaba al cementerio que estaba en el centro del claustro, donde hoy está la Parroquieta. Por el mismo acceso, no cerrado, se llegó durante siglos a la Sala de la Limosna donde diariamente se daba de comer a un número de pobres. La Sala de la limosna fue destinada a comedor de pobres desde 1302 (ANM en DA, 10-agosto-2005).
A partir del momento en que se puso una puerta, era abierta y cerrada cada día por el “azotaperros” que tenía su casa en el claustro románico. Así sucedió hasta tiempos del Obispo Lino. Entonces al oficial de la catedral se le llamaba “perrero”, por tener el encargo de preceder a las procesiones espantando a los perros, y echarlos cuando entraran en el recinto de
Consecuentemente, el aspecto del conjunto del claustro se debió mantener prácticamente igual hasta que fue inoportunamente construida la Parroquieta en el espacio central. Esta inoportunidad, no obstante, no justificaba que, una vez construída, se quisiera demoler, proyecto descabellado contra el que tuvimos que luchar hace quince años. El edificio que no debió construirse, está muy bien construido, era imprescindible para reubicar el Museo Diocesano, como quedó demostrado, y en caso de derribo hubiera ofrecido una deslavazada perspectiva en un espacio en el que, después, había que construir algo, al menos en el ala del norte.
Actualmente, al igual que durante siglos, el conjunto del llamado claustro está formado por lo que quedaba del claustro románico, recompuesto en 2003 e incorporado al Museo Diocesano, y el claustro gótico, que se intentó construir a principios del siglo XV, y que nunca se terminó, aunque así lo creyera Novella. También, por lo que parece que es obra del obispo Gil y Bueno, el tramo que une el claustro gótico con la logia renacentista del Obispo Juan de Aragón y con el claustro románico.
El claustro románico estuvo cubierto con pinturas murales que fueron arrancadas hacia 1949, y que intentamos reponer en su lugar de origen sin contar con una documentación que nos ofreciera una base consistente. (ANM en DA, 10-agosto-2002)

El tramo entre la sala de la Limosna y lo que queda del claustro románico, es de sumo interés, por su antigüedad e información arqueológica. En él hay un arco de herradura, por lo tanto de época árabe. Es el único arco en Huesca con estas características. Está en un tramo de tapiales que, por lo tanto, son de época árabe y medieval y probable resto del patio de la mezquita. El deterioro es alarmante y urge su salvación. Hubo proyecto y posibilidades de salvarlos e integrarlos en el claustro románico a partir de la inauguración de este, (2003), pero una mala gestión del obispo Sanz Montes, lo hizo imposible.
Actualmente los claustros han sido remodelados y reconstruidos.

image

Texto: Antonionavalmas.net
Fotos: arteguias y románico aragonés





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (0) →

LA LEYENDA DE EDELWEISS

Allí, donde cada rincón es acariciado por un tenue manto helado, donde la nieve cubre las cumbres de las altas montañas, y el frío recorre los valles congelando los lagos, allí, en un lugar perdido entre el paisaje de los enimagticos Alpes, es donde cuentan que aquella historia ocurrió. Una historia que a pesar del tiempo trascurrido, con cada nevada su recuerdo vuelva a las memorias de los habitantes de esos valles

Cuentan que el, joven y apuesto, estaba enamorado de una mujer, que decían, de una belleza casi comparable a la pureza de la blanquisima nieve que cubría el pueblo cada invierno, de tez pálida, ojos grisáceos cabellos rubio casi blanco y rasgos finos y suaves, convirtiéndola en una albina extremadamente hermosa. Edelweiss se llamaba.

Se encontraba Edelweiss recogiendo agua de la fuente cuando el se acerco, tímidamente le cogió de las manos, llevaba días escogiendo las palabras adecuadas para confesarle lo que sentía, pero ahora bajo la hechizaste mirada de esos ojos como la niebla, casi olvida por completo lo que le quería decir, titubeando y de la manera mas sencilla y sincera logro decir:

– No podía demorar por mas tiempo amada mía, el momento de confesarte todo aquello que por ti siento. Sufro cada noche y cada día de dolor por dentro, al reconstruir tu bello rostro no solo cuando sueño, sino cambien a cada instante que cierro los ojos, pues es tan grande lo que siento por ti, que ni una tempestad que amenazase con arrasar el pueblo, no podría ni con toda su furia, llevarse un solo ápice de mi amor, ni siquiera toda la nieve de las montañas que nos rodean, serian capaces de apagar el fuego que hace latir cada uno de mis órganos al veros, gentil Edelweiss os amo con todo mi ser.

Sorprendida pero halagada, recorrió su rostro mirándolo silenciosamente dejando una de sus manos entre las de el, sonrió tiernamente, y con un gesto en un tono totalmente diferente, le dijo:

-¡ Oh amado mio !¡ Abrumada me hallo ante tanta galantería ! Recibo tus palabras con el dulce mensaje con el que las proclamas. No obstante, ¿ no os parece que toda declaración debe estar acompañada de hazañas ?

– Hermosa Edelweiss, aquí donde me veis os pregunto, ¿que es lo que queréis?. Porque os aseguro que conseguiré todo aquello de lo que carezcáis si así consigo demostraros lo que siento y conseguir aunque sea una mínima parte de vuestro desvelo.

Sus finos labios sonrieron dejando ver una dentadura perlina y una melodiosa carcajada rompió la seriedad del momento. Después dijo:

-¡ Enamorado mio ! Os tomo la palabra y os digo, que si no es verdad que por mi amor lo que fuera haríais este es el momento de que huyáis, porque el reto que os vengo a proponer no esta al alcance de miedosos y cobardes.

La miro sin mediar palabra, dando a entender que quería escuchar atentamente su propuesta, ante la seguridad de el, ella prosiguió:

– Cuenta la leyenda, que una noche, una de las estrellas de las que relucen en el cielo le lloro a la luna y le declaro que sentía envidia de todo aquello que vivía en la tierra, que deseaba abandonar el firmamento para convertirse en una flor. La luna
sintiéndose despechada, decidió vengarse enviándola al pico mas alejado de la tierra que en ese momento diviso, eligiendo el Dufourspitze, la enorme montaña que custodia nuestro pueblo. Allí, la estrella bañada por la nieve se transformo en una hermosisima flor de pétalos blancos, que siempre estaría sola en lo alto de la montaña. Es la llamada Flor de las Nieves.

Hizo una pausa y rompiendo el tono solemne con el que había narrado la historia le dijo:

– Si es verdad que por mi murieras, allá a buscar esa flor fueras… Y ya te aviso, que sino la consiguieras, tampoco mi amor obtuvieras.

El rostro del joven palideció un momento, después volvió a recobrar el color, cuando sus mejillas se encendieron mientras oprimía los puños y apretaba los dientes, sus ojos llamearon cuando juro:

-¡ Por tu amor Edelweiss, yo te traeré esa flor !. Y se marcho con un firme caminar.

Dicen que pasaron muchos días y que el joven nunca regreso. También dicen que aunque ella reía todas las mañanas cuando la luz le daba en el rostro, por las noches, cuando nadie la veía, sollozaba y rogaba que el volviera junto a ella.

Acabo perdiendo el juicio, sin salir de casa y llorando amargamente todas las noches mientras contemplaba el Dufourspitze.

Su pena culmino una de aquellas frías y largas noches, en la que según cuentan los descendientes de los vecinos de aquel lugar, a las tinieblas salio totalmente desnuda a buscarle, gritando su nombre hasta desgarrarse la voz.

Desde entonces en su honor, la flor de las nieves es llamada Edelweiss, y es símbolo del amor verdadero y eterno, como el de los dos jóvenes que murieron arropados por la nieve.

Autor: Desconocido.





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (0) →

CALLE FORMENT

Lleva el nombre del famoso escultor Damián Forment, valenciano pero afincado en Aragón. Autor del retablo mayor de la Catedral. Es considerado como uno de los máximos representantes de la escultura renacentista aragonesa.
Antiguamente se entraba en esta calle desde la plaza de la catedral a través de un arco que comunicaba las viviendas de los canónigos con el palacio del Obispo oscense don Martín Cleriguech de Cáncer, que sería derribado para edificar en su lugar la actual residencia de las Siervas de María.
En el numero 11 de esta calle se encontraba la casa solariega de los Aísa, con portada adintelada, escudo nobiliario y alero de tradición gótica, arcaizante; fue hasta hace unos años sede del Tribunal Tutelar de Menores y ahora, derribada casi por completo,es el Centro de Día Casa Aisa

Es conocida por los oscenses como la Cuesta San Vicente.

IMG_20150501_111228 IMG_20150501_111250 IMG_20150501_111318 IMG_20150501_111337 (1) IMG_20150501_111401 (1)

Fuente: Las calles de Huesca de Julio V. Brioso.
Fotos: No eres de Huesca si no





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (0) →

COMUNICADO DE LAS PEÑAS RECREATIVAS OSCENSES

Hola a tod@s!

Queríamos comunicaros un tema que creemos muy importante para Huesca y sus gentes.

Con referencia al conflicto entre las Peñas Recreativas y el ayuntamiento en cuanto a la gestión del recinto ferial y el desacuerdo que hay con el consistorio queríamos informarnos del tema en profundidad y decidimos ponernos en contacto con todas las Peñas que muy amablemente nos han citado hoy, hemos tenido una reunión donde nos han informado alto y claro cómo está el tema, para que todos sepáis de primera mano lo que está pasando ya que el ayuntamiento ya tiene corresponsales, las Peñas han decidido que sea esta página la que os tenga informados del tema.

Les damos las gracias por su amabilidad y a vosotros por leernos y deseamos que por favor nos digáis lo que pensáis y opináis y que nos contéis lo que creáis con referencia al tema.

 

Reunidas las 6 Peñas Recreativas Oscenses (Alegría Laurentina, Zoiti, 10 de agosto, Los que faltaban, Los 30 y La Parrilla) con las administradoras de No eres de Huesca si no… quieren dejar claro que las Peñas no se han reunido con el ayuntamiento para buscar ayuda económica sino mejorar el recinto de Peñas, para devolverle a Huesca la esencia peñista que se está perdiendo o que están dejando que se pierda, nunca para ganar dinero o para conseguir subvenciones ya que su único fin es que todos los oscenses tengamos las mejores fiestas y como es comprensible las Peñas en solitario no pueden llevar a cabo ese cometido.

El recinto de Peñas se había convertido en los últimos años en un recogedor de borrachos, peleas  y cualquiera que no sabe que hacer a las cinco de la mañana y las Peñas lo único que quieren es que el recinto de Peñas sea lo que su propio nombre indica, un lugar de reunión de peñista y devolverle el esplendor del que contaba hace años. Pero para esto habrá que ofrecerles una alternativa atractiva que les haga llegar hasta allí.

La propuesta de las Peñas que el ayuntamiento ve inviable hasta el San Lorenzo de 2016 es la siguiente:

Que  el recinto que sea gestionado por un particular al que tengan acceso gratuito los socios de las Peñas y paguen una entrada los no socios, que se ofrecieran  conciertos y dispusiera de  carpas con distintas música. Las Peñas no tendrían ninguna ganancia extra y el socio seguiría entrando al recinto de las peñas de la misma manera pero con más vida y bien gestionado.

Desde el ayuntamiento hacen oídos sordos a las Peñas y su excusa es que no da tiempo  ante las inminentes elecciones.

A lo que el ayuntamiento dice que ellos mismos serian quienes gestionaran el recinto si las peñas deciden no hacerlo.

Ante la negativa del ayuntamiento  las Peñas dicen que si no hay recinto entonces tampoco habrá otros actos que normalmente se realizan en San Lorenzo (Saludo al Santo, Cabalgata, encierros infantiles, salidas de los toros, despedida al Santo)….

Desde No eres de Huesca si no… os preguntamos ¿Os imagináis un San Lorenzo sin Peñas? Nosotras nos imaginamos un San Lorenzo que no tiene ni una bienvenida, un cohete sin pancartas, una calle Santiago sin agua, una cabalgata con las Mairalesas de los barrios y poco más, unos niños sin tan apenas actividades, unos toros sin judías, ni sandias… un coso peatonal a las nueve de la noche sin música, sin alegría, un San Lorenzo que tal como vino se fue sin pena ni gloria.

Todos estos actos nos los organizan las Peñas, esas peñas que tienen cada una su idiosincrasia, sus pensamientos, sus creencias, sus socios de toda la vida… pero que esta vez están todos a una, las seis son una para ofrecernos un San Lorenzo del que tanto presumen otros, porque las Peñas no pueden desaparecer, porque a las Peñas hay que darles su sitio porque se lo merecen, hacen mucho por las fiestas por muy poco.

La subvención que cobran las peñas del ayuntamiento es repartida en dos pagos al año y  todavía no se ha cobrado la segunda  parte del año pasado y este año no se sabe ni siquiera si la recibirán ya que además se ha suprimido por parte del ayuntamiento un convenio que existía entre ambos desde hace mas de 10 años.

En otras ciudades como Teruel o Salamanca son tratadas como Dioses ¿Por qué en Huesca se las ningunea de esta manera?

También las peñas dejan claro que no a ellas también les gusta la fiesta en el centro y que en ningún momento están en desacuerdo con los actos de la plaza Navarra, es completamente compatible unas cosas con otras y hay público para otros gustos también.

Queremos pensar que el ayuntamiento recapacitará y llegarán a un acuerdo porque nos negamos a pensar que pueda existir un San Lorenzo sin Peñas.

Si esto llegara a pasar las Peñas están dispuestas a organizar sus propios actos y nosotras pensamos que Huesca nunca dejaría solas a sus Peñas.

El próximo lunes a las 8 se reúnen de nuevo ayuntamiento y peñas y a ver si hay alguna propuesta del ayuntamiento que sea aceptable

Y ahora con esto que sabéis, ¿qué opináis vosotros?





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (10) →

Estrenamos nuestra Web

Tere Montaner  y Gemma Jimenez

Amigas de Huesca , con muchas inquietudes y que nos gusta mucho nuestra ciudad y nos preocupa lo que pasa en ella

Por eso hemos pensado en crear este blog para que a la vez que nosotras nos enteramos de las cosas que han pasado, que pasan o que pasaran por nuestra ciudad, informaros a vosotros

Queremos poner entrevistas a la gente de aquí y ofreceros fotos, recetas oscenses, hablar de nuestras fiestas, de las actividades…. En fin de todo un poco pero siempre con la idea inicial de nuestra página y  de nuestro libro, o sea cosas de Huesca y para Huesca, de todos y para todos

Como sabéis nos gusta mucho vuestra participación y oiremos y tendremos en cuenta como siempre vuestras opiniones

Así que empezamos esta nueva aventura con mucha ilusión, todos juntos y esperemos que por mucho tiempo

Mil gracias de nuevo

Tere y Gemma





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (1) →
Page 2 of 2 12