Blog

MONUMENTOS HUESCA IV .MONUMENTO A LOS REYES ARAGONESES

parque (17)
El monumento a los reyes aragoneses esta situado en el Parque Miguel Servet (próxima a la entrada de la avenida Juan XXIII)
Esta fabricado de Bronce y Piedra  y sus dimensiones son 5’50 x 3’16 x 3’10 metros
El “Monumento a los Reyes Aragoneses” está dedicado a cinco reyes diferentes que se significan y representan en una sola figura. Quizá por ello a esta obra se le han otorgado diferentes nombres como “Monumento a los Reyes Pirenaicos”, “Homenaje al Reino de Aragón” o “Monumento a la Cuna del Reino de Aragón”. Los monarcas homenajeados son: Ramiro I (1035-1063) primer rey aragonés que unió los tres antiguos condados Aragón, Sobrarbe y Ribagorza; su hijo Sancho Ramírez (1063/1069-1094) conocido por abrir Aragón a Europa y creador de la primera capital del reino en Jaca; Pedro I (1094-1104) que conquistó Huesca y Barbastro; su hermano Alfonso I (1104-1134) llamado El Batallador, quien rindió Zaragoza; y finalmente Ramiro II (1134-1157) el rey monje que abandonó la vida monástica para continuar la dinastía y dar origen a la Corona de Aragón.
Es obra de César Montaña que fue realizada por iniciativa de la entonces Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja (hoy conocida como Ibercaja, que financió esta escultura datada en 1976). Forma parte de los monumentos públicos que, de manera dispersa, copan el parque Miguel Servet de Huesca. Su estratégica ubicación en una de las entradas del parque hace que todos los niños oscenses se hayan deslizado alguna vez durante su infancia por las sinuosas formas de piedra que constituyen la base del monumento como atestigua el desgaste y brillo de la piedra.
El “Monumento a los Reyes Aragoneses” se compone de dos partes claramente diferenciadas: un potente y rotundo basamento y sobre éste una figura. El basamento es de piedra de Calatorao y provoca una estática sensación de pesadez, acentuada por sus formas casi geológicas. Su parte superior es de bronce, abierta y dinámica. La figura del rey porta en la mano derecha un bastón de mando que alude al poder real, mientras que en la izquierda sujeta una cruz, razón espiritual de la Reconquista. Así, César Montaña representa de manera épica la figura de un rey o la abstracción del poder real a partir del vacío del metal, que se erige sobre un peñasco que alude al Pirineo, lugar de origen del primigenio Reino de Aragón. La textura de la piedra que actúa de basamento y el bronce fundido sin pulir de la escultura -que contrastan enormemente por su diferente naturaleza- son dos de los materiales que utilizó especialmente este autor durante su trayectoria artística y que se aplican con sabiduría en el “Monumento a los Reyes Aragoneses”. El uso del bronce y la piedra crea un lenguaje escultórico cuya simplificación formal en un tema histórico y tradicional como la monarquía, la hace fácilmente legible para todos los públicos. Para Antonio Durán Gudiol, el escultor consiguió con acierto “traducir al bronce el más destacado carácter de nuestros reyes: su dinamismo épico, por cuya fuerza, partiendo de abruptos y escondidos valles pirenaicos, fijaron su reino con categoría de potencia europea” y su ubicación en la capital oscense es, a juicio de este mismo autor, más que acertada ya que “la provincia de Huesca es la cuna y el alma mater del reino”.
Estatua-de-los-Reyes-de-Estirp_54420490543_54028874188_960_639 reyes-aragoneses-foto-1_2496_ reyes-aragoneses-foto-4_2499_
Fotos : Mavi Cofrades y otros
fuente:http://www.huesca.es





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

Dejar un Comentario

*