Blog

MONUMENTOS HUESCA I. LAS PAJARITAS.

Empezamos esta nueva etapa de la web mostrando los diversos monograficos de la ciudad, monumentos, parques, edificios….que adornan nuestra ciudad y como no podía ser de otra manera empezaremos con el monumento que caracteriza nuestro grupo.

parque (1)

LAS PAJARITAS

Forma parte de un pequeño rincón destinado a parque de los niños en un lateral del parque de Miguel Servet, prácticamente enfrente de la antigua Escuela Normal de Maestros y de su Aneja, reservado para juegos de los niños.

Fueron realizadas por Fundiciones Averly

Materiales:

Dos esculturas en chapa de hierro doblada: 1´25 x 1´20 m cada pajarita.Pedestales en cemento, de 1´09 m de altura, en forma de paralelepípedos escalonados sobre una grada.

Dimensiones (altura/anchura/profundidad):

Pajarita 1´25 x 1´20 m Pedestales de 1´09 m de altura

Cronología:

1928-1929

Promotor y propietario:

Ayuntamiento de Huesca

Historia del monumento:

Cuando el ayuntamiento de Huesca dio a conocer el proyecto de construir un parque para la ciudad, Ramón Acín escribió un artículo en El Diario de Huesca (6-VI-1927) elogiando la idea y pensando, como sensible pedagogo que era, en los niños: “”Las aguas, las escuelas, los árboles. He aquí los tres problemas capitales de la ciudad. Todo para los niños; la higiene, la cultura, la alegría y la salud. Los niños son la única esperanza de un mañana mejor.”” Miguel de Unamuno, gran aficionado a construir pajaritas de papel, había publicado en 1902 unos “Apuntes para un tratado de cocotología”, que justificaba en sus primeros párrafos de este modo: consideraré a las pajaritas de papel como un juego infantil y haré la historia de los juegos infantiles y de todos los juegos en general. Federico García Lorca en su Libro de poemas (1921) dedicó una composición de nueve versos titulada “Pajarita de papel”, cuyos cinco primeros versos empiezan así: ¡Oh pajarita de papel! / Águila de los niños / Con las plumas de letras / Sin palomo / Y sin nido … En 1925 Oscar Esplá había puesto música al “guirigay” de canciones infantiles conocido como la Pájara Pinta, que había recopilado por entonces Rafael Alberti y llevará al teatro, con música de Esplá.

El título original que le dio Ramón Acín cuando presentó la maqueta en su exposición en las Galerías Dalmau de Barcelona, en diciembre de 1929, era el de “Fuente de las pajaricas (cemento y hierro), instalada en el parque de los niños de Huesca.” Sin embargo, en el número del 15 de noviembre de 1929 de La Gaceta Literaria, se publicó una diminuta fotografía de Las Pajaritas con este pie: “Monumento a la pajarita, del que es autor Ramón Acín y se inaugurará en breve en el Parque de los Niños de Huesca”. A veces se ha escrito que Las Pajaritas era un monumento a la papiroflexia, pero ni fue concebido como tal, ni siquiera como monumento, sino más bien, como fuente para los niños que jugaban a su alrededor. Por eso y porque los años lo han convertido en un icono de la infancia de generaciones de niños (como escribió Antonio Saura), es conveniente tener en cuenta los precedentes culturales, ya señalados, que motivaron a Ramón Acín para diseñar las Pajaritas. En 1986 el ayuntamiento llevó a cabo una remodelación parcial y restauración de este conjunto escultórico, devolviéndole parcialmente el aspecto original de ambos pedestales con un pequeño estanque y un surtidor. Delante se construyó un estrado en hormigón para representaciones teatrales y detrás, entre ambas pajaritas, se puso un pequeño relieve en bronce del rostro de perfil de Ramón Acín con una paleta, firmado por Recreo (el aparejador Félix Recreo San Vicente), encajado en un bloque de cemento, que en la última remodelación ha sido llevado al costado derecho de Las Pajaritas. Mantiene el espacio rectangular primitivo, de unos cien metros de longitud, flanqueado de frondosos plataneros y a cada lado, cinco bancos de madera pintados de blanco con una pajarita en chapa en el frente del respaldo. Se han reproducido los originales, colocados hace pocos años, en sustitución de los de hormigón, con una pajarita en hueco relieve en cada uno. Desde hace unos años, una plataforma de madera (de 12 m. de largo x 1´08 m de alto) ha sustituido a la anterior de hormigón para formar una especie de escenario, delante de las dos Pajaritas.

Biografía del autor:

Ramón Acín Aquilué (Huesca, 1888-1936) fue ilustrador y diseñador gráfico, pintor y escultor, autor de numerosos artículos en prensa y revistas de Huesca y Barcelona, profesor de Dibujo en la Escuela Normal de Maestros, pedagogo renovador y uno de los introductores del método Freinet en algunas escuelas oscenses y destacado militante anarcosindicalista. Fue fusilado en su ciudad natal el seis de agosto de 1936 y, pocos días después, lo fue también su esposa Conchita Monrás. Dejaban dos hijas de trece y once años. De sus obras escultóricas públicas (que no fueron muchas o no pasaron de bocetos y proyectos) hay que recordar el monumento al pionero de la geología, Lucas Mallada, para Huesca en 1925, el de la Fosa Común para el cementerio de la capital oscense (1927-30), que no se completó, y el dedicado al escritor oscense, Luis López Allué, colocado en el parque Primo de Rivera de Zaragoza (1928-29), pocos años después de su fallecimiento. Participó con su obra pictórica y escultórica, como la figura recortada en chapa de El agarrotado (1929), en varias exposiciones en Barcelona, Madrid, Zaragoza (en 1930 en el recién inaugurado Rincón de Goya) y en el Círculo Oscense de Huesca en 1932.

parque (22) parque (28)

Fuente: varios autores
Fotos: Mavi Cofrades

 





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

Dejar un Comentario

*