Blog

El Alcoraz

Screenshot_2016-05-25-14-01-55-1

El Estadio El Alcoraz debe su nombre a la batalla del mismo nombre.
Está situado en el Camino Alto de Cocorón, bajo la ladera sur del Cerro de San Jorge.
Es propiedad de la Sociedad Deportiva Huesca.
Mide 105×68 metros con cesped natural y con cuna capacidad para 5500 espectadores.
El arquitecto fue Raimundo Bambó Mompradé.
Fue inaugurado el 16 de enero de 1972.
En la temporada 71/72 se reconstruyó la 3 división española pasando la SD Huesca a formar parte de ella, lo cual evocó a la Junta la idea de construir un nuevo campo de fútbol que será el tercer campo del equipo tras La Cabañera y San Jorge.
La inauguración el 16 de enero del 72 en un día eso y lluvioso no impidió a los oscenses acudir en masa para ver el Derby SD  Huesca-Aragón.
El parque de honor lo hizo el entonces presidente José María Mur.
El Huesca obtuvo su primera victoria por 2-1.
El estadio de El Alcoraz ha vivido grandes momentos históricos como la final de la Copa de España de 1974 en la que se impusieron por 3-0 al Deportivo Aragón.
Se han vivido eliminatorias de la Copa del Rey y numerosas fases de ascenso de la selección española Sub’21 que jugó ante Grecia con el resultado de 2-0.

Desde No Eres De Huesca si no…. deseamos muchísima suerte a la SD HUESCA en el Derby que juega hoy.

Screenshot_2016-05-25-12-53-48-1 Screenshot_2016-05-25-14-02-05-1 (1)

Texto:  Tere y Gemma
Información: Wikipedia
Fotos: Wikipedia y laLiga





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA VIII. LA CAJA DE MUSICA

Parque Municipal Miguel Servet, Avenida Ramón Acín, (detrás de Las Pajaritas)

Colaboradores:
Julio Casterad (músico)

Materiales:
Cerámica refractaria, hierro galvanizado, hormigón, tubos de cobre, instrumentos de percusión.

Dimensiones (altura/anchura/profundidad):
1,90 x 1,20 x 0,62 m

Cronología:
1994

Promotor:
> Ayuntamiento de Huesca

Inscripciones:
Firmado “Bruna” en parte posterior inferior izquierda.

Crónica:
El encargo de la obra surge a raíz de la exposición Betilos, celebrada en la Sala de exposiciones del Ayuntamiento de Huesca en mayo de 1993, en la que presenta unas esculturas en recuerdo de las piedras sagradas de la ciudad jordana de Petra. Las piezas expuestas estaban elaboradas en material refractario –la cerámica la vincula al hombre-, hierro colado y materiales de desecho –vinculados a la época actual-, ya que le interesa la interacción entre materiales diversos. La escultura no se coloca en su emplazamiento del Parque Municipal Miguel Servet hasta 1996.

Comentario:
La escultura está formada por una caja de música de material refractario, con aspecto de piedra envejecida, asentada sobre dos columnas de hierro. Parece una pieza sencilla pero es complicada, ya que se ha buscado la relación entre forma, sonido y ambiente, jugando con los sentidos y buscando la relación entre la música y las artes plásticas. Se trata de una obra que emite sonidos, realizada pensando en los niños, que la pueden ver como una mariposa o un puente del que tirando de unas varillas sale música (rotas debido a su fragilidad). Esto es posible gracias a un mecanismo simple que incluye campanas, campanillas, tubos sonoros y un platillo de percusión en su interior. La adaptación de estos instrumentos corrió a cargo del músico Julio Casterad.

Biografía del autor:

María Jesús Bruna Puyuelo (Huesca, 1945) estudia en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza, completando sus estudios con cursos de cerámica –entre otros con Ángel Garraza-, escultura y grabado. Ha participado en numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas, destacando Betilos en la Sala Valentín Carderera del Ayuntamiento de Huesca, Contenedores de Ondas en el Palacio de Montemuzo de Zaragoza, Contenidos en la Sala Monserrat Roig de Barcelona, o Luz-Aire I. (Contenedores) celebrada en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza. Ha trabajado con distintos materiales como el hierro, el acero, el hormigón, la cerámica o el cristal, combinándolos en la misma obra, lo cual potencia la variedad de texturas y de color. Tiene numerosas intervenciones en el espacio público, especialmente en la provincia de Huesca, como en el área de descanso del puente del río Alcanadre, Árbol de la vida en Barbastro, Las puertas de Fraga en Fraga, Contenedor de Hombres en Broto, etc.





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA VII. NOVENO CENTENARIO DE LA INCORPORACIÓN DE HUESCA AL REINO DE ARAGÓN

Escultura realizada por Javier Sauras Viñuales y se encuentra al final de la calle de san Jorge, a los pies del cerro.

image

Materiales:

Piedra y bronce

Dimensiones (altura/anchura/profundidad):

3,20 x 2,50 x 0,60 Dimensiones de los bronces: 0,98 x1,33 y 0,34 x 0,59

Cronología:

1996

Inscripciones:

J. Sauras. 96

image

Biografía del representado:

El nombre de Jorge viene del griego y significa: “”agricultor, que trabaja en la tierra””. Los padres de San Jorge, según la tradición, eran labradores aunque en otras versiones se cuenta que su padre era militar y que su hijo quiso seguir sus pasos. La leyenda más difundida de San Jorge es la del dragón. Se presenta al santo patrón de Aragón como un caballero que lucha contra un ser monstruoso (el dragón) que vivía en un lago y que tenía atemorizada a toda una población situada en Libia. Dicho animal exigía dos corderos diarios para alimentarse a fin de no aproximarse a la ciudad. Al final los ganaderos se quedaron sin ovejas y decidieron que se le entregara cada día una persona viva, que sería escogida bajo un sorteo. Cuando le tocó a la hija del rey apareció San Jorge para salvarla… El monumento conmemora la aparición de San Jorge en la batalla de Alcoraz.

image

Comentario:

Como en otras de las piezas que contiene el espacio urbano de Huesca debidas a la mano de Javier Sauras, el monumento conmemorativo de los novecientos años de la Batalla de Alcoraz combina la piedra y el bronce. Formas geométricas para la estructura de cemento, similares a las utilizadas por el escultor en sus obras de menor formato, y un relieve cuadrado en bronce que representa la batalla entre San Jorge y el dragón, cuyo horizonte está constituido por las dos peñas conocidas como el salto de Roldán que es uno de los iconos representativos de la ciudad. En otro bronce de menor formato, colocado en la parte inferior izquierda podemos leer: SAN JORGE PATRÓN DE ARAGÓN. DIPUTACIÓN PROVINCIAL Y AYUNTAMIENTO DE HUESCA A LA CIUDAD EN EL IX CENTENARIO DE SU INCORPORACIÓN AL “REINO DE ARAGÓN”. 1096-1996

image

Biografía del autor:

Javier Sauras Viñuales (1944 – Huesca – España ). Se formó como escultor en la Escuela Superior de Bellas Artes de “Sant Jordi” de Barcelona. Como profesor universitario ha desempeñando la Cátedra de Talla Escultórica en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco, de 1971 a 1978, centro del que fue Decano e impartió clases en el Departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid de 1995 a 1997. Javier Sauras es Académico de Número de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de “San Luis” de Zaragoza, donde desempeña el cargo de Secretario General, desde 2010.





Categoría: Otros

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS DE HUESCA VI. LA TRASHUMANCIA.

El monumento se ubica en una de las entradas a la ciudad en el espacio denominado popularmente la rotonda de ‘Las Miguelas’ dentro de la Ronda Montearagón de Huesca. Fue realizado por Eduardo Cajal Marzal. Este monumento se complementa con otra pieza situada a unos pocos metros de distancia denominada ‘El corral’, la cual está ubicada en el mirador de ladrillo rojo de la zona de la  rotonda de Las Miguelas, muy próximo al puente de San Miguel.

image

Colaboradores:

La empresa TDI S.C DISEÑO INDUSTRIAL fue la encargada de construir e instalar la escultura.

Materiales:

Las piezas están conformadas por una chapa de aluminio cuya pieza original tenía unas dimensiones de 3’02 x 1’52 x 0’10 m. Cada una de las esculturas fue recortada de esta pieza primigenia de aluminio

Dimensiones (altura/anchura/profundidad):

La obra se compone de diez piezas de aluminio que poseen las siguientes dimensiones. El pastor mide 2’42 x 0’9 x 0’1 m mientras que el resto de animales tienen las siguientes medidas 1’24 x 0’41 x 0’1 m; 1’27, 0520 x 0’1 m; 1’29 x 0’58 x 0’1 m; 1’3 x 0’42 x 0’1 m; 1’99 x 0’545 x 0’1 m; 1’3 x 0’72 x 0’1 m; 1’18 x 0’78 x 0’1 m; 1’31 x 1’05 x 0’1 m; 0’7 x 0’49 x 0’1 m.

image

Cronología:

La fecha original del proyecto encargado por el Ayuntamiento de Huesca es en el año 2005, dentro del acuerdo alcanzado con el Gobierno de Aragón a través de la empresa pública Suelo y Vivienda. Sin embargo, un año después el Ayuntamiento de Huesca encargó al escultor que hiciera otra pieza complementaria a la primera, esto es, a ‘La Trashumancia’. La segunda pieza denominada ‘El corral’ situada en el mirador de la zona de la  rotonda de Las Miguelas se colocó 8 de noviembre del 2006.

Promotor:

> El Alcalde de Huesca Fernando Elboj encargó la ejecución del monumento directamente al escultor. El promotor de la obra es el Gobierno de Aragón a través de la empresa pública Suelo y Vivienda.

Biografía del representado:

El monumento representa un concepto, la Trashumancia, cuya práctica tiene su base en dos fenómenos naturales que, a su vez están relacionados entre sí. Por un lado, las diferencias en producción primaria provocadas por las estaciones y, por otro, la migración animal. Para materializar esta idea Eduardo Cajal Marzal ideó diez piezas de aluminio que suponen una alegoría a una actividad muy importante hace años en Huesca. Las diez piezas se distribuyen no sólo dentro de la citada rotonda sino que algunas de ellas se dispersan por los alrededores, ubicándose en las proximidades de la muralla de la ciudad.

image

Crónica:

El Ayuntamiento encargó al escultor oscense Eduardo Cajal Marzal la realización de un monumento que se ubicaría en la Ronda Montearagón, en concreto en la llamada rotonda de las Miguelas. Este proyecto fue encargado como parte del plan de recuperación urbana que se estaba llevando a cabo en ese momento por parte del Ayuntamiento de Huesca. El escultor oscense propuso la idea de rendir homenaje a una de las grandes actividades socioeconómicas aragonesas tradicionales, la Trashumancia. El Equipo de Gobierno del consistorio oscense vio esta idea como algo adecuado, dada la realidad histórica e idiosincrasia de la ciudad. Un año después se propuso una pieza complementaria para que fuera ubicada en la zona de la rotonda de las Miguelas. Allí se colocó el vaciado o, si se prefiere, el negativo de la plancha metálica de aluminio de la que se habían obtenido las figuras de la obra “La Trashumancia”. Este negativo (de 3 x 1’5 x 0’5 m de aluminio) se titula ‘El corral’. Se colocó en una especie de caja soporte realizada en vidrio especial y metal que contiene los moldes de donde se extrajeron las piezas que componen  la pieza de la que se sacó el conjunto. El espacio donde se ubica el monumento es un cruce de caminos en el que confluyen el pasado (restos de las murallas de la ciudad, la iglesia del convento de San Miguel y el puente de San Miguel) y el presente (el parque de la Universidad) que quedan, gracias a este monumento, enlazados. Esta segunda pieza se realizó por acuerdo del artista con el alcalde Fernando Elboj Broto, quien encomendó la ampliación del citado proyecto ‘La Trashumancia’, con el fin de relacionar constructivamente todo el proceso y generar un guión didáctico del proyecto para ayudar a comprender las ausencias de las piezas instaladas. La idea era potenciar el área urbana comprendida entre el río Isuela, la ronda Montearagón y la zona de Tenerías con el fin de conformar un campus universitario oscense con entidad,  así como vertebrar los barrios del Perpetuo Socorro, Santo Domingo y San Martín y Casco Antiguo.

image

Comentario:

La obra pretende ser un homenaje a la historia del medio rural explicando cómo el mundo de la montaña se unía en otro tiempo con el llano mediante el proceso de la trashumancia, hecho que suponía un importante cruce cultural, ya que mediante la traslación del ganado para conseguir mejores pastos entre verano e invierno, se entremezclaban ambos mundos. El proceso de desarrollo del proyecto se basó en un trabajo escultórico previo que el autor ya tenía hecho o bien avanzado en un grado muy importante. Se trata este núcleo primigenio de un trabajo múltiple, de 500 piezas, realizadas en aluminio macizo denominado “La Serie Abierta” y que es el que sirvió de base para la obra “La Trashumancia”, siendo el resultado final una elección escogida de diez piezas determinadas de la mencionada serie. El autor conformó un grupo escultórico compuesto por una pieza que representa a una figura humana (el pastor de casi dos metros y medio de altura) y otra que representa a un perro estableciéndose una relación entre ambos basada en el trabajo simbiótico que desempeñan durante el recorrido trashumante. La obra la completan dos piezas más que representan otros animales, como son la oveja y el lobo, base del proceso de búsqueda de pastos y amenaza velada sobre la misma. Al darle el título de “La Trashumancia”, según afirma su autor, las piezas pierden su poder abstracto para pasar a ser entendidas por el espectador sin más lectura que el observar los elementos en el espacio. Esta idea se ve enfatizada al encontrarse la obra sita en un espacio de acceso tan particular como la citada rotonda. Por ello se concibió la obra teniendo en cuenta el espacio de la misma y también fuera, con el fin de conseguir un equilibrio en la acción global del conjunto, así como una lectura más clara para el ciudadano.

image

Biografía del autor:

Eduardo Cajal Marzal nació el 22 de octubre de 1966 en Fraella (Huesca). Eduardo Cajal es escultor y diseñador industrial, se define como autodidacta aunque tiene estudios de ingeniería en la Universidad de Zaragoza. Canaliza su actividad artística a través de la empresa TDI, Taller de diseño industrial en Huesca. Ha recibido numerosos premios artísticos. Ha colaborado con diferentes despachos de arquitectos, museos y otras instituciones.

Fuente y fotos: Ayuntamiento de Huesca.





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS DE HUESCA V: LUCAS MALLADA.

image

En el Parque Miguel Servet de Huesca, a la entrada por la avda. Juan XXIII.
A la derecha de esta entrada hay un espacio rectangular ajardinado, llamado “Rincón de Lucas Mallada”, ligeramente más bajo que el nivel del acceso al parque, que se extiende hasta la cerca de la calle Saturnino Baquer.

Se trata del primer monumento diseñado por Ramón Acín y realizado durante la Restauración y II República [1875-1936] esta fabricado en piedra arenisca rojiza de Arguis y bronce, en forma de un bloque rectangular labrado solo por la cara principal con dos medias columnas en sus extremos y entre ambas una guirnalda de laurel.

 

image

En el frente del bloque, tallada en letras mayúsculas: A LUCAS MALLADA/ SABIO GEÓLOGO/ HUESCA/ SU PATRIA/ MCMXXV. Firmado en la parte inferior del retrato en bronce: R. Acín. Una gruesa guirnalda tallada con hojas de laurel rodea el retrato y cae por cada lado hasta la inscripción.

image

Lucas Mallada Cuello (Huesca, 1841-Madrid, 1921) fue ingeniero de Minas y destacado geólogo. Miembro de la Comisión del Mapa Geológico de España, el primero que se realizaba con carácter exhaustivo, que se publicará en siete tomos. Fue profesor de Paleontología en la Escuela de Minas y autor de otras publicaciones como “Sinopsis de las especies fósiles que se han encontrado en España (1875-1892) y la “Explicación del mapa geológico de España” (1895-1911), pero su obra más célebre, de contenido político y exponente del pensamiento de los intelectuales de la generación del Noventayocho, como Joaquín Costa, a la que pertenece, fue la titulada “Los males de la Patria y la Revolución Española” (1890), en la que hace amargas reflexiones sobre el atraso de España, motivado, desde su visión de geólogo, por las dificultades que la tierra imponía a la agricultura y a la vida de sus habitantes. Combatía los vicios de la administración y del sistema político entonces al uso.

image

El monumento a Lucas Mallada se realizó para ser instalado originalmente en la llamada Glorieta de San Miguel, junto al río Isuela y el puente de hierro, donde estuvo durante muchas décadas, hasta su traslado al parque. La inauguración fue un acto de gran solemnidad, que tuvo lugar el domingo 3 de mayo de 1925 a las 15´30 horas de la tarde, en presencia de todas las autoridades locales, con la corporación municipal con timbales y maceros al frente, y de científicos en representación del rey y de las Academias de Zaragoza y Madrid, del Consejo  de Minas y de las Escuelas de Minas y de ingenieros de Caminos. El día anterior había tenido lugar una velada científica en el Teatro Principal y en la mañana del domingo se descubrirá una lápida en la fachada de la casa en la calle San Orencio, donde había nacido Mallada. En el acto inaugural, el alcalde Huesca y Ramón Acín pronunciaron unas palabras de homenaje; este, como final de su intervención, pidió a los geólogos un fósil “que constituya digno remate del monumento”.

image

 

 

 





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA IV .MONUMENTO A LOS REYES ARAGONESES

parque (17)
El monumento a los reyes aragoneses esta situado en el Parque Miguel Servet (próxima a la entrada de la avenida Juan XXIII)
Esta fabricado de Bronce y Piedra  y sus dimensiones son 5’50 x 3’16 x 3’10 metros
El “Monumento a los Reyes Aragoneses” está dedicado a cinco reyes diferentes que se significan y representan en una sola figura. Quizá por ello a esta obra se le han otorgado diferentes nombres como “Monumento a los Reyes Pirenaicos”, “Homenaje al Reino de Aragón” o “Monumento a la Cuna del Reino de Aragón”. Los monarcas homenajeados son: Ramiro I (1035-1063) primer rey aragonés que unió los tres antiguos condados Aragón, Sobrarbe y Ribagorza; su hijo Sancho Ramírez (1063/1069-1094) conocido por abrir Aragón a Europa y creador de la primera capital del reino en Jaca; Pedro I (1094-1104) que conquistó Huesca y Barbastro; su hermano Alfonso I (1104-1134) llamado El Batallador, quien rindió Zaragoza; y finalmente Ramiro II (1134-1157) el rey monje que abandonó la vida monástica para continuar la dinastía y dar origen a la Corona de Aragón.
Es obra de César Montaña que fue realizada por iniciativa de la entonces Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja (hoy conocida como Ibercaja, que financió esta escultura datada en 1976). Forma parte de los monumentos públicos que, de manera dispersa, copan el parque Miguel Servet de Huesca. Su estratégica ubicación en una de las entradas del parque hace que todos los niños oscenses se hayan deslizado alguna vez durante su infancia por las sinuosas formas de piedra que constituyen la base del monumento como atestigua el desgaste y brillo de la piedra.
El “Monumento a los Reyes Aragoneses” se compone de dos partes claramente diferenciadas: un potente y rotundo basamento y sobre éste una figura. El basamento es de piedra de Calatorao y provoca una estática sensación de pesadez, acentuada por sus formas casi geológicas. Su parte superior es de bronce, abierta y dinámica. La figura del rey porta en la mano derecha un bastón de mando que alude al poder real, mientras que en la izquierda sujeta una cruz, razón espiritual de la Reconquista. Así, César Montaña representa de manera épica la figura de un rey o la abstracción del poder real a partir del vacío del metal, que se erige sobre un peñasco que alude al Pirineo, lugar de origen del primigenio Reino de Aragón. La textura de la piedra que actúa de basamento y el bronce fundido sin pulir de la escultura -que contrastan enormemente por su diferente naturaleza- son dos de los materiales que utilizó especialmente este autor durante su trayectoria artística y que se aplican con sabiduría en el “Monumento a los Reyes Aragoneses”. El uso del bronce y la piedra crea un lenguaje escultórico cuya simplificación formal en un tema histórico y tradicional como la monarquía, la hace fácilmente legible para todos los públicos. Para Antonio Durán Gudiol, el escultor consiguió con acierto “traducir al bronce el más destacado carácter de nuestros reyes: su dinamismo épico, por cuya fuerza, partiendo de abruptos y escondidos valles pirenaicos, fijaron su reino con categoría de potencia europea” y su ubicación en la capital oscense es, a juicio de este mismo autor, más que acertada ya que “la provincia de Huesca es la cuna y el alma mater del reino”.
Estatua-de-los-Reyes-de-Estirp_54420490543_54028874188_960_639 reyes-aragoneses-foto-1_2496_ reyes-aragoneses-foto-4_2499_
Fotos : Mavi Cofrades y otros
fuente:http://www.huesca.es





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA III .PUENTE DE SAN MIGUEL

11139423_934706303235916_5133110074407348612_n

Foto de la Construccción del puente de San Miguel. Huesca, 1912 (Archivo Viñuales)

El Puente de San Miguel de Huesca fue proyectado sobre el río Isuela por el ingeniero de caminos Emilio Monterde sustituyendo al primitivo puente romano. Fue construido en el año 1912 en hierro fundido y  hormigón armado. Cuenta con 25 metros de luz y 7 metros de calzada. Combina funcionalidad con un novedoso sistema constructivo y con la modernidad de su decoración. Se ha perdido parte de decoración original aunque se conservan sus barandillas en hierro fundido de estilo modernista.

Sustituyó al antiguo puente situado junto a la Iglesia y el Convento de las Carmelitas Calzadas de San Miguel como vía de salida de la ciudad de Huesca hacia el Pirineo Central y sigue en servicio más de cien años después.

A pesar de su reducido tamaño, se trata de una esmerada obra de ingeniería, que destaca por ser una de las primeras construcciones de hormigón armado en España y, en concreto, es el primer puente español de hormigón armado en el que se emplea el arco articulado. Su diseño combina un funcional y novedoso sistema constructivo, que fue patentado por su autor, con una interesante ornamentación modernista acorde con su carácter urbano.

El sistema estructural de este puente está formado por dos arcos parabólicos de 25,60 m de luz y 5,10 m de flecha, articulados en los arranques y la clave, que sostienen mediante cuatro pares de péndolas o montantes las cuatro vigas transversales sobre las que apoyan los seis largueros que sirven de asiento al tablero del puente. Este tablero tiene una anchura libre de 7,30 m y está resuelto mediante una losa de hormigón armado de poco espesor. Actualmente todo el firme del tablero está asfaltado y se destina íntegramente al paso de vehículos, pero en el proyecto estaba escalonado y la parte central e inferior, de 4,90 m de anchura se reservaba para el tráfico rodado, mientras que las laterales de 1,05 m de anchura eran de uso peatonal.

Los elementos más visibles de la estructura de hormigón armado presentan sencillos motivos geométricos en bajorrelieve realizados con moldes en el encofrado, que se combinan con ornamentos modernistas de tipo vegetal en hierro fundido pintado de color negro. La decoración de los lirios de los encuentros de los montantes con los arcos se ha perdido, pero se mantienen los escudos de las claves y las barandillas. En la entrada y salida del puente, dichas barandillas metálicas decoradas se completan con unos muretes de hormigón armado sobre los que se disponen cuatro farolas que sustituyen a las originales modernistas.

miguelas (20) miguelas (19) 24_113_560x354

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuente:http://www.patrimonioculturaldearagon.es

fotos: Mavi Cofrades y Archivo Viñuales





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA II EL MULO

descarga

El “Monumento al mulo” fue una obra promovida por el Gobierno Militar en 1982 e inaugurado el 26 de mayo de 1982. En el año 1987 fue donado a la ciudad de Huesca. En 2009, concretamente durante el mes de octubre, tuvo un cambio de ubicación debido a que en el paseo Lucas Mallada se desarrollaron obras de prolongación y la construcción de una rotonda para el tráfico que obligó a moverlo de su emplazamiento original junto al puente de San Miguel. En cualquier caso, la obra se ha reubicado a tan sólo unos pocos metros de distancia, al otro lado del citado puente que salva el paso del río Isuela por la ciudad.La escultura es de hierro y el pedestal de piedra.

Fue promovida y financiada por el Gobierno Militar de Huesca quien lo donó a la ciudad en el año 1987. El Gobierno Militar de Huesca le encargó directamente al artista Miguel Clemente

El “Monumento al mulo” pretende simbolizar la unión entre el pueblo y las fuerzas armadas, razón por la cual fue donado por el Ejército a la ciudad en el año 1987. Se trata de un homenaje a la labor que desempeña este animal, pues –como se sabe- el mulo es un animal vinculado al ejército de montaña que ayuda a cargar armamento o botiquines de sanidad necesarios para las Unidades de Montaña.

 

Se trata del único monumento de estas características que existe en todo el país, sin embargo, se puede vincular con otros similares que hay en países como Suiza, Francia e Italia. El mulo ha sido representado en tamaño natural sobre un pedestal de piedras. La figura del animal simula que lleva una con carga en rampa reivindicando así su papel de medio de transporte fundamental en las Unidades de Montaña. En su lomo lleva una carga correspondiente a una pieza de artillería, un “”totem”” de la tradición altoaragonesa.

d24685aea049178b62a928f4640b5b37 El Mulo

 

fuente :http://www.huesca.es

 

 





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

MONUMENTOS HUESCA I. LAS PAJARITAS.

Empezamos esta nueva etapa de la web mostrando los diversos monograficos de la ciudad, monumentos, parques, edificios….que adornan nuestra ciudad y como no podía ser de otra manera empezaremos con el monumento que caracteriza nuestro grupo.

parque (1)

LAS PAJARITAS

Forma parte de un pequeño rincón destinado a parque de los niños en un lateral del parque de Miguel Servet, prácticamente enfrente de la antigua Escuela Normal de Maestros y de su Aneja, reservado para juegos de los niños.

Fueron realizadas por Fundiciones Averly

Materiales:

Dos esculturas en chapa de hierro doblada: 1´25 x 1´20 m cada pajarita.Pedestales en cemento, de 1´09 m de altura, en forma de paralelepípedos escalonados sobre una grada.

Dimensiones (altura/anchura/profundidad):

Pajarita 1´25 x 1´20 m Pedestales de 1´09 m de altura

Cronología:

1928-1929

Promotor y propietario:

Ayuntamiento de Huesca

Historia del monumento:

Cuando el ayuntamiento de Huesca dio a conocer el proyecto de construir un parque para la ciudad, Ramón Acín escribió un artículo en El Diario de Huesca (6-VI-1927) elogiando la idea y pensando, como sensible pedagogo que era, en los niños: “”Las aguas, las escuelas, los árboles. He aquí los tres problemas capitales de la ciudad. Todo para los niños; la higiene, la cultura, la alegría y la salud. Los niños son la única esperanza de un mañana mejor.”” Miguel de Unamuno, gran aficionado a construir pajaritas de papel, había publicado en 1902 unos “Apuntes para un tratado de cocotología”, que justificaba en sus primeros párrafos de este modo: consideraré a las pajaritas de papel como un juego infantil y haré la historia de los juegos infantiles y de todos los juegos en general. Federico García Lorca en su Libro de poemas (1921) dedicó una composición de nueve versos titulada “Pajarita de papel”, cuyos cinco primeros versos empiezan así: ¡Oh pajarita de papel! / Águila de los niños / Con las plumas de letras / Sin palomo / Y sin nido … En 1925 Oscar Esplá había puesto música al “guirigay” de canciones infantiles conocido como la Pájara Pinta, que había recopilado por entonces Rafael Alberti y llevará al teatro, con música de Esplá.

El título original que le dio Ramón Acín cuando presentó la maqueta en su exposición en las Galerías Dalmau de Barcelona, en diciembre de 1929, era el de “Fuente de las pajaricas (cemento y hierro), instalada en el parque de los niños de Huesca.” Sin embargo, en el número del 15 de noviembre de 1929 de La Gaceta Literaria, se publicó una diminuta fotografía de Las Pajaritas con este pie: “Monumento a la pajarita, del que es autor Ramón Acín y se inaugurará en breve en el Parque de los Niños de Huesca”. A veces se ha escrito que Las Pajaritas era un monumento a la papiroflexia, pero ni fue concebido como tal, ni siquiera como monumento, sino más bien, como fuente para los niños que jugaban a su alrededor. Por eso y porque los años lo han convertido en un icono de la infancia de generaciones de niños (como escribió Antonio Saura), es conveniente tener en cuenta los precedentes culturales, ya señalados, que motivaron a Ramón Acín para diseñar las Pajaritas. En 1986 el ayuntamiento llevó a cabo una remodelación parcial y restauración de este conjunto escultórico, devolviéndole parcialmente el aspecto original de ambos pedestales con un pequeño estanque y un surtidor. Delante se construyó un estrado en hormigón para representaciones teatrales y detrás, entre ambas pajaritas, se puso un pequeño relieve en bronce del rostro de perfil de Ramón Acín con una paleta, firmado por Recreo (el aparejador Félix Recreo San Vicente), encajado en un bloque de cemento, que en la última remodelación ha sido llevado al costado derecho de Las Pajaritas. Mantiene el espacio rectangular primitivo, de unos cien metros de longitud, flanqueado de frondosos plataneros y a cada lado, cinco bancos de madera pintados de blanco con una pajarita en chapa en el frente del respaldo. Se han reproducido los originales, colocados hace pocos años, en sustitución de los de hormigón, con una pajarita en hueco relieve en cada uno. Desde hace unos años, una plataforma de madera (de 12 m. de largo x 1´08 m de alto) ha sustituido a la anterior de hormigón para formar una especie de escenario, delante de las dos Pajaritas.

Biografía del autor:

Ramón Acín Aquilué (Huesca, 1888-1936) fue ilustrador y diseñador gráfico, pintor y escultor, autor de numerosos artículos en prensa y revistas de Huesca y Barcelona, profesor de Dibujo en la Escuela Normal de Maestros, pedagogo renovador y uno de los introductores del método Freinet en algunas escuelas oscenses y destacado militante anarcosindicalista. Fue fusilado en su ciudad natal el seis de agosto de 1936 y, pocos días después, lo fue también su esposa Conchita Monrás. Dejaban dos hijas de trece y once años. De sus obras escultóricas públicas (que no fueron muchas o no pasaron de bocetos y proyectos) hay que recordar el monumento al pionero de la geología, Lucas Mallada, para Huesca en 1925, el de la Fosa Común para el cementerio de la capital oscense (1927-30), que no se completó, y el dedicado al escritor oscense, Luis López Allué, colocado en el parque Primo de Rivera de Zaragoza (1928-29), pocos años después de su fallecimiento. Participó con su obra pictórica y escultórica, como la figura recortada en chapa de El agarrotado (1929), en varias exposiciones en Barcelona, Madrid, Zaragoza (en 1930 en el recién inaugurado Rincón de Goya) y en el Círculo Oscense de Huesca en 1932.

parque (22) parque (28)

Fuente: varios autores
Fotos: Mavi Cofrades

 





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →

PARQUE DE HUESCA MIGUEL SERVET

11295839_1061718107182272_254125387466304227_n

Se trata del pulmón verde de la ciudad. Es un espacio natural situado en el centro de la capital donde contemplar una variada flora y fauna junto con un amplio conjunto de esculturas repartidas por los distintos paseos del recinto. El auge de su zona ajardinada pertenece a los años veinte y cuenta con más de ochenta especies arbóreas diferentes, que conviven con especies arbustivas y acuáticas en los estanques.

El auge de su zona ajardinada pertenece a los años veinte y cuenta con más de ochenta especies arbóreas diferentes, que conviven con especies arbustivas y acuáticas en los estanques. La distribución de las distintas especies vegetales, los paseos, fuentes y lagos crea zonas ecológicas diferenciadas en las que se puede contemplar un amplio número de especies ornitológicas (tórtolas, urracas, zorzales, petirrojos, mirlos, carboneros, herrerillos, etc.) junto a otras especies animales.

El acceso al parque cuenta con varias entradas, siendo la principal la de la calle Rioja, Añadir al cuaderno de viaje por la que un paseo, a la sombra de plátanos y tilos, nos conduce hasta su centro. Frente a nosotros el quiosco de la música, a la derecha el paseo Ramón Acín o de las Pajaritas, en el que se ubica el único monumento artístico dedicado a la papiroflexia, considerado uno de los emblemas de la ciudad. A la izquierda, destaca la Casita de Blancanieves junto al monumento a Walt Disney y al frente encontramos un estanque de nenúfares rodeado de jardines con magnolios, todo ello enmarcado por un conjunto vasto de pino carrasco. En la entrada al parque por la la avenida de Juan XXIII, junto a la estatua de los Reyes de Aragón, se encuentran el lago y los jardines del “solarium”, donde abundan las madreselvas.

El parque cuenta con una amplia diversidad de especies arbóreas, entre las que destacan tejos, magnolios, sauces, castaños de indias, variedades de cipreses, moreras, acacias, tilos, arces, laureles, cedros común y del Himalaya y algunos ejemplares del singular árbol ginkgo biloba, único en su especie.
Las pajaritas
Esta obra fue diseñada en 1928 por Ramón Acín1 y hoy en día se ha convertido en un símbolo para la ciudad de Huesca. Este monumento artístico está dedicado a la papiroflexia.

10451685_406217176214864_5889363303107996320_n

El quiosco de la música
Está situado enfrente de la entrada principal del parque, la de la calle Rioja. Cuando se construyó, esta estructura estaba destina a las actuaciones de la Banda Municipal, pero en la actualidad se usa para diferentes actividades.

parque (6)

La casita de Blancanieves
Se trata de una reproducción de la casa de los siete enanitos de la película de Blancanieves.1 Esta parte del parque está destinada a los niños y de vez en cuando se realizan algunas actividades. Al lado de la casita podemos ver un mural cerámico con la imagen de Blancanieves y los enanitos y un medallón con el retrato de Walt Disney realizado por José María Aventín. Junto a éstos, un estanque de nenúfares. Toda esta zona del parque está rodeada de un conjunto de pino carrasco.

parque (25)

La rosaleda
Es una zona circular al lado de la casa de Blancanieves con varios bancos y una pequeña fuente con una estructura metálica.

parque (30)

Estatua de los reyes pirenaicos
Esta estatua, situada frente a la entrada del parque de la calle Juan XXIII , se realizó en recuerdo a los reyes de estirpe pirenaica. Es una obra de César Montaña y nos recuerda al estilo de Pablo Gargallo por su composición en metal. Bajo ella hay una estructura rocosa que representa al Pirineo.

parque (17)

http://www.huescaturismo.com/
http://www.visitarhuesca.com/

Fotos ; Mavi Cofrades y Reyes Villacampa Barles‎

11329985_1061863683834381_1578899890249312085_n11162442_1058702414150508_7604389823411694652_n





Categoría: Nuestras cosicas

Dejar un Comentario (0) →
Page 1 of 13 12345...»